LA TRINIDAD MATRIMONIAL

Para muchos, el matrionio es simlemente la unión entre un hombre y una mujer; pero para quienes creemos que el matrimonio es un diseño divino, dado a la humanidad para su desarrollo integral saludable; entendemos que es una unidad estratégica conformada por tres personas:

DIOS: Quien inventó dicha unidad y hace aportes significativos al matrimonio que el hombre ni la mujer pueden traer a la unión; como son por ejemplo, los descritos en Gálatas 5:22-23 bajo el nombre de Fruto del Espíritu Santo; ellos son una necesidad fundamental para la armonía y éxito de la vida matrimonial.

UN HOMBRE: Temeroso de Dios y sujeto a sus lineamientos para que alcance del propósito por el cual él le permitió su unión a la mujer que ama, y que sigue el modelo de Cristo para amar a su cónyuge como lo describe Efesios 5:25-31.

UNA MUJER: Crada de una costilla; es decir, de carácter maduro y que funcione como estructura sólida fundamental para la permanencia del hogar, a pesar de las adversidades típicas de la vida matrimonial y familiar.

Pero estos tres; tal como funciona en Dios la reación entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo; deben operar de maneras sinérgica, de tal forma que los resultados obtenidos entre los tres sea mucho mayor que la simple suma de los resultados obtenidos de manera individual.